Archivo de la etiqueta: reflexión

Escenografía teatral “Lo cerca que estaba del cielo”

Hace unos meses tuve el placer de colaborar con Miguel Ángel Maroto Negrete como escenógrafa del musical “LO CERCA QUE ESTABA DEL CIELO”, su último montaje, en el que dirige a un elenco de 50 personas que cantan, bailan y hacen las delicias de los espectadores durante dos horas y media, cuya música y guión son totalmente originales y que ya ha sido representado en Córdoba, Montoro, Almagro, Málaga…y  que dentro de poco tendremos el placer de poder disfrutar en el teatro “Quijano” de Ciudad Real (el 11 de Febrero para ser exactos).

Una de las primeras cuestiones que había que abordar a la hora de proyectar los espacios fue la máxima simplicidad formal debido al gran número de espacios y de escenas y a la multitud de cambios que se producían entre ellos (un total de 10 espacios  y 29 cambios entre 1ª y 2ª parte).

A parte, por las características del guión y por las coreografías, debía ser algo que no tuviese demasiado volumen y que acompañase esa energía tan fresca de texto y personajes, dando idea de los espacios pero dejando al espectador que completase el puzzle de la historia en su retina. Estar sin ocupar, dar idea sin saturar.

Se llegó a la conclusión de usar una serie de elementos fijos: 4 bastidores metálicos, una mesa de 2x1m de madera  y 6 taburetes de ruedas, todo ello blanco para servir de base y no aportar información. Y a través de detalles construidos de gomaeva de quita y pon, gracias a imanes, se podían producir los cambios de escena de manera muy rápida.

Así quedaron los espacios diseñados:

Este primero debía ser una casa actual, con cierto toque de diseño. Potenciado con el contraste de complementarios y la chaise longue.

En la orilla del río, se producía uno de los solos de la protagonista cargado de emotividad. Se resolvió con cuatro árboles.

La plaza del pueblo debía dejar constancia de que el pueblo entero era “malo”.

La casa de Ana debía mostrar una casa sesentera con su toque de pueblo.

La azotea debía tener un toque mágico, pues también se produce una canción romántica entre protagonistas.

La residencia de ancianos se refleja mediante la mezcla de colores y la disposición de los elementos.

La sala de espera sólo aparece al principio de la obra, por lo que la maceta es reutilizada en otro espacio.

En la consulta del médico se le dice a una de las protagonistas que tiene cáncer, por lo que la falta de ornamentación resalta el carácter intencionado de un espacio inocuo.

Se quedaron 3 escenas sin espacio proyectado porque o bien eran muy breves o la coreografía era tal, que no cabía nada más.

Este es el resultado el día del estreno. El diseño de luces se debe a Rodrigo Manchado, sin él, el resultado diferiría mucho. 🙂

Y esto es lo que se veía entre cambio y cambio…

Como en todo proyecto, uno no puede dejar de ser autocrítico con el trabajo realizado, pero en líneas generales, he aprendido muchísimo trabajando con el equipo y con el Director sobre todo. El diseño de espacios escénicos es una labor muy compleja en la que el Diseño de Interiores abandona la ergonomía y la antropometría para llenarse de “superobjetivos” de luz y color. Es un mundo que engancha y en el que la creatividad adquiere todo el protagonismo.

Estoy deseando empezar el siguiente. 🙂

MOTIVOS PARA IMPLANTAR EL GRADO DE DISEÑO DE INTERIORES EN CIUDAD REAL

 

GRADO YA EN DISEÑO DE INTERIORES PARA CASTILLA LA MANCHA!!!

OPTIMISMO E ILUSIÓN

Esta conferencia la vi el otro día, y no puedo menos que compartirla. Es de un empresario llamado Emilio Duró y no tiene desperdicio.

En youtube son 12 partes. Dejo también el enlace de vimeo que son sólo dos.

VIMEO EMILIO DURÓ.