Archivo mensual: abril 2009

TOTONKO

Llevo días queriendo enlazar esta página, me la comentó Álvaro y la verdad es que está muy bien.

glowacka-1

glowacka rennie ha rediseñado el baño de mujeres del museo victoria and albert en londres. parece una mezcla entre el restaurante banq de office da y la obra de felice varini

Este es un ejemplo de entrada…todo muy bien enlazado y cada cosa más interesante.

Una de esas páginas para pasar horas mirandocosas¡¡¡

TOTONKO

humo II. (viene de camino)

cartel-gimp

HUMO

HUMO, Andrés Jarabo será el próximo conferenciante que visitará la escuela.

Humo es su marca, y en ella podemos encontrar diseños como estos.

14

5

12

17

32b

36

56

35

88

61b

96

10

47b

75b

Y este es él.

art37

No cuento nada más. Mejor venid a conocerle. Viene desde Zaragoza el

MIERCOLES 22 DE ABRIL DE 2009

///////////////ANFITEATRO DE LA ESCUELA A LAS 17.00 HORAS

(esta es su página http://www.humo.it/)

CLÍNICAS DENTALES

Una de las cosas que me causan mayor estupor en los espacios interiores dentinados a la salud bucodental es el hecho de que en lo último que se piense sea en el usuario, que es al fin y al cabo el que se somete a un tratamiento y el que lo paga. Para el odontólogo todo lo que necesite, ayudante, mascarillas, gafas, lámparas, todo tipo de instrumentos, pero para ti…

dentista1ap1

Las fachadas suelen ser atractivas, de colores vivos, tipografías límpias y estructuradas y las sonrisas y dientes sanos permanecen como invitados estrella. Te atiende una persona superamable que te invita a que esperes en uno de esos cómodos silloncitos del color del logo o su complementario leyendote el hola del mes pasado u observando los divertidos juegos del área infantil, que no se por qué, siempre está vacía. Tonos pastel. Grises. En general muy a juego. Y hasta aquí todo bien.

El problema viene cuando entras a una de las salas…inóspitas, donde lo único que hay  es un cartel de “la caries” que ojeas en un minuto y ya no podrías sacarle más información, la pared que lo sujeta es de un blanco azulado potenciado por la luz fluorescente. Nada más. La butaca ergonómicamente perfecta para el odontólogo proyecta tu vista hacia el cartel de la caries (así que mientras la anestesia hace efecto te lo aprendes de memoria). No hay música. Sólo se oye la típica conversación entre el personal de… qué tal estás? yo bien gracias, vas a necesitar bisturí? sí, déjamelo, y sutura también…y tu miras y miras el cartel.

En este enlace se puede ver un ejemplo de clínica megaguay pero de lo que yo os hablo es de lo opuesto a lo que vais a ver (por cierto, en un plano sale una lámpara que deberíais conocer, al que la reconozca y sea el primero que me que lo comente, le pongo un…bueno no se, ya veremos la recompensa)

CLÍNICA GUAY

El caso, y adonde voy, es que no hay nada que te de un motivo, una pista, un guiño para poder evadirte de la situación en la que estás, y a no ser que seas como Selma en Dancer in the dark y el ruidito del torno te haga montarte un musical, está claro que tu media hora o lo que tardes va a ser cuesta arriba.

A mi se me ocurren varias cosas como usuaria que harían mis visitas a la clínica dental más agradables en la medida de lo posible: sustituir el citado cartel por imágenes en movimiento, y en su defecto, por un cuadro que ayude a que tu mente se vaya a otro sitio; hilo musical por supuesto, vale que la música la elijan ellos, pero que exista; un antifaz, si sí, que te den un antifaz para no abrir los ojos en todo el tiempo, puede sonar a chorrada, pero a mi me encantaría (de hecho la próxima vez me lo llevo); o quizás una imagen en el techo para fijar la vista; una pelota de goma para estrujar y descargar tensión…

El caso es que a parte de todos los condicionantes técnicos que un espacio destinado a tales efectos deba cumplir en cuanto a revestimientos, espacios mínimos, luxes… (y que vosotros como profesionales de sobra conocéis y si no, os invito a que busquéis en el NEUFERT y los descubráis) vosotros futuros diseñadores de interiores, nunca perdáis la humanidad y os pongáis en la piel del que va a estar allí sentado (recordad a Munari y a Cristopher Jones).

Y entendedme, este post ha sido por pura necesidad de desahogo emocional.